web analytics

El Supremo cambia el salario a percibir por el trabajador durante las vacaciones

vacaciones_derecho-trabajador_dl_s-672xXx80

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo acaba de modificar su doctrina sobre el salario que se debe percibir durante el periodo vacacional. Este importante cambio, el cual se encuentra plasmado en su sentencia de 18 de mayo de 2016, viene a establecer que durante sus vacaciones anuales el trabajador debe percibir el salario ordinario que se le abona durante el resto del año. Es decir, un salario equivalente al que percibiría en caso de estar trabajando y no de vacaciones.

Los antecedentes de este importante cambio doctrinal del Tribunal Supremo se encuentran en la interpretación que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha efectuado de la Directiva 2003/88, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo.

El artículo 7 de esta Directiva 2003/88, que lleva por título “Vacaciones anuales”, señala que:

  1. Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para que todos los trabajadores dispongan de un período de al menos cuatro semanas de vacaciones anuales retribuidas, de conformidad con las condiciones de obtención y concesión establecidas en las legislaciones y/o prácticas nacionales.
  1. El período mínimo de vacaciones anuales retribuidas no podrá ser sustituido por una compensación financiera, excepto en caso de conclusión de la relación laboral.

Partiendo del contenido de este artículo de la Directiva 2003/88, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha llegado a la conclusión en su Asunto C-539/12, caso Lock, que eliminar determinados elementos de la retribución mensual durante el periodo vacacional, (como por ejemplo las comisiones por ventas o los incentivos), lo que provoca en el trabajador es una desmotivación a disfrutar de sus vacaciones anuales debido a la merma económica que esto le produce.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se expresa en el caso Lock en los siguientes términos:

“El trabajador puede ser disuadido de ejercer su derecho a disfrutar vacaciones anuales debido a la desventaja financiera diferida, pero sufrida de manera muy cierta durante el período que sigue al de sus vacaciones anuales.

Esta repercusión negativa puede engendrar un efecto disuasorio del disfrute efectivo de tales vacaciones, siendo esto contrario al objetivo que efectivamente persigue el artículo 7 de la Directiva 2003/88”.

La conclusión final que alcanzó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea es que el art. 7 de la Directiva 2003/88 debe interpretarse en el sentido de que se opone a disposiciones y a prácticas nacionales en virtud de las cuales un trabajador cuya retribución está compuesta, por un lado de salario base y, por otro, por una comisión cuyo importe se fija en función de los contratos celebrados por el empresario gracias a las ventas obtenidas por ese trabajador sólo tiene derecho, en concepto de vacaciones anuales retribuidas, a una retribución formada exclusivamente por su salario base.

Esta sentencia del TJUE ha motivado que la Sala de lo Social de nuestro Tribunal Supremo haya tenido que modificar su doctrina tradicional, la cual sostenía que durante los periodos vacaciones no existía obligación empresarial de abonar las retribuciones vinculadas a ventas o comisiones, aunque estas se vinieran percibiendo de forma ordinaria el resto del año.

El antecedente del cambio de criterio del Tribunal Supremo se encuentra en la sentencia dictada el 11 de diciembre de 2014, (Proc. 268/14), por la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, la cual declaró que:

el derecho de los trabajadores del sector de contact center a los que resulta de aplicación el convenio colectivo de ámbito estatal del sector (BOE de 27-7-2012) a incluir dentro de su retribución de vacaciones todos los complementos que han venido recibiendo habitualmente en el desempeño de su puesto de trabajo, especialmente comisiones por ventas e incentivos a la producción“.

La Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 18 de mayo de 2016, acogiendo el fallo del TJUE del caso Lock y el criterio de la Audiencia Nacional, ha llegado ahora a la misma conclusión:

“Se impone a los Tribunales un examen casuístico de cada supuesto concreto para alcanzar así una conclusión respetuosa con las prescripciones legales, nacionales y de la UE, pero que a la vez satisfaga la finalidad del descanso efectivo que persigue la figura de las vacaciones retribuidas, y sin propiciar o contribuir de cualquier forma a disuadir o desincentivar de su disfrute a los trabajadores, lo que, conforme a la doctrina del TJUE (caso Lock), resultaría contrario al art. 7 de la Directiva 2003/88 “.

¿Qué supone esto? Pues que de ahora en adelante las percepciones salariales de un trabajador, durante su periodo vacacional, debe incluir todos aquellos conceptos que se vengan percibiendo de forma ordinaria o periódica, incluidos conceptos como las comisiones por ventas o incentivos. En sentido contrario, no se tendrán que incluir dentro del salario percibido durante las vacaciones los conceptos de abono extraordinario, como por ejemplo un bonus anual o irregular.

Ahora bien, el Tribunal Supremo también destaca que serán los juzgados los que en cada caso concreto deberán determinar que conceptos deben ser incluidos en la retribución a percibir durante las vacaciones. En este sentido habrá que determinar la inclusión dentro del salario vacacional de conceptos típicos de una nómina ordinaria como el pago de noches o nocturnidad, festivos, prolongación de jornada o turnicidad, los cuales en muchos casos no se devengan durante las vacaciones.

Artículo elaborado por Blanca Rodríguez-Puime Tresguerras (Zeres Abogados)

 

Clip to Evernote

About Fabián Valero Moldes

Fabián Valero Moldes (Vigo, 1975). Soy Licenciado en Derecho y abogado en ejercicio desde el año 2006. Me dedico a la abogacía y la consultoría, y soy especialista en Derecho del Trabajo, Seguridad Social y personal al servicio de las Administraciones Públicas. Colaboro con el Departamento de Derecho del Trabajo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo de la Universidad de Vigo, pero también con medios de prensa nacionales y autonómicos y con editoriales especializadas como Francis Lefevre. Creo y defiendo que la Justicia es uno de los derechos fundamentales más importantes del ser humano. Si quieres localizarme escríbeme un email: fvalero@nexolaboral.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation