web analytics

>La metarmofosis

>Esta tarde he estado tomando un café con una pareja de amigos, ambos abogados, y como por desgracia suele suceder, acabas hablando del ambiente del Juzgado y de las especies que lo habitan, sobre todo de una, la más peligrosa, la del abogado metamorfo.


Como hablar de esta especie es complejo, os propongo hacerlo a través de una película, Spiderman 3. Si os acordais, Peter Parker no deja de ser un adolescente rodeado de inseguridades, complejos y miedos, debilidades que en parte combate siendo un superheroe, pero que no desaparecen cuando se enfunda en su traje de mallas, pues sigue siendo la misma persona, no cambia…..pero sin embargo, el destino le tiene reservada una sorpresa, un extraño traje de color negro que en cuanto se lo pone, empieza a apoderarse de él, se transforma, se convierte en otra persona, mucho más arisca, narcisista, desagradable y soberbia, todo el encanto natural de Peter Parker desaparece cuando se pone la toga, uy, perdón, he dicho toga, quería decir traje, que despistado soy.


Lo mismo pasa en el Juzgado, personas encantadoras, afables y educadas con las que charlas animadamente antes de entrar al juicio, en cuanto rodean su cuerpo de ese traje negro, que en nuestro caso se llama toga, se transforma, son podeidos, la amabilidad se convierte en grosería, la simpatía en soberbia, la cercanía en distanciamiento, y la sensibilidad en una falta de empatía por los demás.


Un observador externo, que se acerque por primera vez a un Juzgado, puede pensar que somos todos así, (algo muy lejos de la realidad), o que esta especie es precisamente la de los buenos abogados, “porque luchan los casos cueste lo que cueste”. Pues no, ni somos todos así, ni mucho menos estos son los buenos abogados. Buenos abogados son los que no engañan a sus clientes infundiendoles falsas esperanzas, los que en todo momento son sinceros sobre las posibilidades legales, los que intentan buscar la solución mas justa y equitativa posible, los que cobran unos honorarios justos a los servicios que han prestado y que su cliente conoce de antemano, los que luchan los casos, sí, pero desde el respeto y el trabajo previo, en definitiva, los que comprenden que no sólo están haciendo un trabajo, sino que su trabajo supone poner en juego derechos fundamentales de las personas.


Espero que no tengais que pisar muchas veces un Juzgado, será sintoma de que la vida no os va mal, pero si lo haceis y veis al metamorfo en acción, con sus palabras gruesas, sus gestos condescendientes, su tono de voz elevado, su mirada llena de rabia, no penseis que estais ante un gran abogado, sino al contrario, ante una persona llena de inseguridades, debilidades y miedos, que suple su falta de empatía y de conocimientos legales con su traje de superheroe negro, con su coraza llamada toga.

Clip to Evernote

About Fabián Valero Moldes

Fabián Valero Moldes (Vigo, 1975). Soy Licenciado en Derecho y abogado en ejercicio desde el año 2006. Me dedico a la abogacía y la consultoría, y soy especialista en Derecho del Trabajo, Seguridad Social y personal al servicio de las Administraciones Públicas. Colaboro con el Departamento de Derecho del Trabajo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y del Trabajo de la Universidad de Vigo, pero también con medios de prensa nacionales y autonómicos y con editoriales especializadas como Francis Lefevre. Creo y defiendo que la Justicia es uno de los derechos fundamentales más importantes del ser humano. Si quieres localizarme escríbeme un email: fvalero@nexolaboral.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation