web analytics

Modificación sustancial y ius variandi empresarial

Hace unos días una de las seguidoras del blog me planteaba si es posible que un empresario cambie unilateralmente el horario de trabajo de sus empleados, pregunta que voy a utilizar como excusa para abordar uno de los aspectos más problemáticos de la organización del trabajo,  el choque entre el derecho del empresario a organizar el tiempo de trabajo y el de los trabajadores a que se respete la jornada normal o pactada, o lo que es lo mismo, hablando en términos jurídicos, el ius variandi empresarial frente a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Read More →

>Esto lo pagamos entre todos

>

Esta mañana tenía juicio en el Social contra un Ayuntamiento del sur de la provincia de Pontevedra y, lo que allí ha acontecido, me ha recordado a una campaña publicitaria que hace unos meses circulaba en todos los medios de comunicación, en relación con la crisis económica, y que acababa señalando que esto lo solucionamos entre todos, aunque en este caso el título, dado lo que sucedió esta mañana en el Juzgado, sería algo así como, ¡Esto lo pagamos entre todos!
Os pongo en situación, llaman a las partes para el juicio, me siento, preparo mis papeles y me dispongo a realizar mis alegaciones, cuando de repente, para mi sorpresa, comenta el Letrado del Ayuntamiento que no podemos empezar por que aun no ha llegado su Procuradora. Al principio me quede como en blanco, no supe reaccionar….Procuradora…..pero, si en la jurisdicción social NO es necesario Procurador, por no ser necesarios no lo somos ni los abogados, pues la Ley procesal estipula que un ciudadano se puede defender y representar a sí mismo ante la Jurisdicción Social. En resumen, ¿que pinta un Procurador en ese juicio?. Pues nada, absolutamente nada, pues al ser el Ayuntamiento parte demandada ni siquiera ha tenido que mover documento alguno en los Juzgados, lo único que ha hecho la Sra. Procuradora es sentarse al lado del abogado del Ayuntamiento en cuestión, no abrir la boca, y firmar el acta.
Pero las dos grandes preguntas vienen a continuación. A saber, la primera, ¿Cuanto va a cobrar la Procuradora por este procedimiento?, y la segunda y si cabe más importante, ¿Quien es el iluminado, caradura o inútil que ha permitido esta situación?.
El despilfarro de dinero público en nuestro país, como veis, afecta a todos los ámbitos y a todo tipo de actuaciones. Mientras los ciudadanos viven estrangulados economicamente, nuestras administraciones públicas se dedican a tirar el dinero en actuaciones absolutamente innecesarias, como es pagar a Procuradores en el orden social, no se si por pura negligencia en la gestión o para pagar favores de cualquier índole, pero da igual, por que como dice la nueva campaña publicitaria, total , ¡Esto lo pagamos entre todos!
Creo que es bueno que los ciudadanos sepan a que se destina su dinero, y como una imagen vale más que mil palabras, aqui os dejo la que representa lo que ha sucedido esta mañana.

>Tempus Fugit

>

Hace ya tres años que empezó una de las peores crisis económicas que se recuerdan y, como consecuencia de la cual, España se ha convertido en una enorme cola de desempleados, a la espera de que su futuro, aun les depare la oportunidad de escapar del pozo en el que se encuentran.
En este contexto, se anunciaron sucesivos planes anticrisis, ninguno de los cuales ha sido capaz hasta ahora de poner freno a la hemorragia diaria de parados. LLegados a este punto, el gobierno se puso en contacto con los interlocutores sociales para abordar la necesidad de modificar el marco de la negociación colectiva, poniéndose sobre la mesa asuntos como eliminar la prórroga automática de los convenios, establecer nuevos mecanismos de flexibilidad interna, favorecer el descuelgue salarial del Convenio aplicable, etc.
Nada destacable direis, bueno, nada, lo que se dice nada….salvo que os parezca poca cosa que desde enero las organizaciones empresariales, (CEOE), y las sindicales más representativas, (UGT y CC.OO), estén negociando sin alcanzar hasta la fecha acuerdo alguno. Cinco meses….y nada, cinco millones de parados….y nada.
Podría decir muchas cosas al respecto, pero me limitaré a realizar una pregunta. ¿No se supone que las leyes las aprueba el Parlamento?. Me explico, creo sinceramente en el dialogo social  entre empresarios y trabajadores como mecanismo para crear marcos laborales estables, pero ínsisto, los interlocutores sociales deben dialogar, proponer, estudiar, pero no pueden LEGISLAR, para eso ya disponemos de un Congreso y un Senado que son los legítimos representantes de la soberanía popular.
Es indiscutible que el artículo 7 de la Constitución confiere a las asociaciones empresariales y las organizaciones sindicales un papel relevante dentro de nuestro sistema democrático, pero no le confiere la potestad legislativa, la cual solo reside en Cortes. Sin embargo, desde hace ya algunos lustros, nuestros gobiernos han decido que legislar en materia laboral puede resultar políticamente incorrecto, puede causar huelgas generales, mala imagen ante la ciudadanía  y suponer la perdida de votos, pero es que oigan….a ustedes se les paga para que legislen, incluso en materia laboral, cueste lo que cueste. No se puede hacer una dejación de funciones dejando en manos de la patronal y los sindicatos la política laboral de este país.
Han transcurrido cinco meses, y la negociación colectiva no avanza ni se vislumbra acuerdo al respecto, cinco meses y cientos de miles de parados más, atonitos, sorprendidos y como es lógico…indignados, ante un gobierno que no gobierna y un parlamento que no legisla.
¡TEMPUS FUGIT!
¿Cuantos miles de parados más serán necesarios para que nuestro Parlamento aborde la negociación colectiva?

>El despido objetivo también debe comunicarse a los representantes legales

>

Hace unos pocos días, ha llegado a mis manos una sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de 7 de marzo del año 2011, donde se aborda la calificación del despido objetivo cuando el mismo se ha comunicado a los representantes legales de los trabajadores, si bien, a estos representantes, no se les ha dado una copia de la carta del despido del trabajador.
La sentencia aborda un supuesto en el cual, una empresa, decide ejecutar una serie de despidos objetivos aduciendo la concurrencia de razones económicas, productivas y de organización. Las razones expuestas por la empresa se demostraron ciertas, constando igualmente que se informó del despido al Comité de Empresa, si bien, no se dió una copia de la carta del despido al citado Comité, por lo qué éste no llego a conocer de forma motivada las causas por las cuales se llevo a cabo el despido.
A la vista de estos hechos, ¿Cual ha sido la conclusión del Supremo?. Pues que nos encontramos ante un despido nulo, por sorprendente que nos pueda parecer. ¿Por qué declararlo nulo si realmente existen las razones económicas, productivas y organizativas para llevar a cabo el despido?, ¿Por qué nulo si al trabajador se le abono en tiempo y forma la indemnización correspondiente?, ¿Por qué nulo si el Comité de Empresa fue informado del despido?. Pues el despido es nulo, por qué tal y como ha interpretado el Tribunal Supremo, si se acude a la modalidad del despido objetivo, es necesario cumplir con los requisitos formales que éste exige, lo cual implica entregar a los representantes legales de los trabajadores una copia de la carta de despido que se ha entregado al trabajador.
Esta interpretación realizada por el Tribunal Supremo, que seguramente muchos de vosotros no compartireis, se deriva de una intepretación ponderada de los artículos 53.1 y 64 del Estatuto de los Trabajadores en relación con el 122.1 de la Ley de Procedimiento Laboral.
Antes de concluir el artículo quiero realizar una aclaración y una manifestación.
¿Qué es lo que quiero aclarar? Que la sentencia que os comento tiene su origen en un despido efectuado en marzo del año 2009, y en consencuencia, con anterioridad a la entrada en vigor de la Reforma Laboral. Esto supone un dato trascendente, pues con la Ley 35/2010 en la mano, que es la actualmente vigente, en caso de producirse un despido en las mismas circunstancias a día de hoy, no podría ser declarado nulo, sino por el contrario improcedente, dada la nueva regulación que del despido objetivo ha efectuado la Reforma Laboral. 
¿Que es lo que quiero manifestar? Pues que como demuestra la sentencia que hemos comentado, el derecho y la lógica empresarial muchas veces son elementos en contradicción, por ello, más alla de cuestiones ideológicas, el abogado debe ser un especialista  en la materia que comprenda las necesidades de su cliente, y busque la respuesta idonea para satisfacerlas. Por eso, ya seas empresario o trabajador,  acude a profesionales especializados en el derecho laboral, y sólo en el derecho laboral, pues el que intente convenceros de que está especializado en todo, o es que confía demasiado en sí mismo o es que es un inconsciente.

>Reflexionando sobre el salario

>

Hace tiempo que tengo ganas de escribir sobre uno de los aspectos esenciales de la relación laboral como es el salario, y al final, he encontrado la motivación para hacerlo cuando he visto en mi biblioteca un libro que había leido hace tiempo.
El salario, más alla de las consideraciones legales, tiene por objeto retribuir el tiempo dedicado a la actividad laboral, así como las especiales circunstancias que pueden rodear al puesto de trabajo, al empleado o a la empresa.
Pero, ¿Que significa para el trabajador y para el empresario el salario?
Creo que todos estamos de acuerdo en que para el trabajador, antes que nada, el salario constituye un medio para satisfacer sus necesidades vitales y las de su familia, pero, ¿no habeis sentido en alguna ocasión que no se os paga lo que os mereceis?, si habeis sentido esto, es que para vosotros, el salario es algo más que un medio de vida, es una contraprestación a vuestra dedicación, interés, motivación o iniciativa en el trabajo, a vuestro esfuerzo por crecer personalmente y dentro de la empresa.
Y por su parte, ¿Qué sucede respecto del empresario?. Normalmente, lo primero que escuchariaís en su boca es que el salario es un coste, en muchas ocasiones, el coste más importante de la empresa, lo cual es cierto, pero responde a una visión de la empresa puramente financiera. Pero yo, que estoy más centrado en el ámbito de los recursos humanos y las personas, tiendo a pensar que para el empresario, el salario constituye una excepcional herramienta de gestión, planificación y motivación del personal.
No se trata de gastar más, sino de gastar mejor, no se trata de aumentar los costes fijos, sino de establecer mecanismos flexibles y variables en la gestión de la política retributiva.
¿No será que a veces las cuentas no cuadran por que no cuadra la gestión de las personas?

>El derecho a la tutela judicial en peligro

>

La Constitución Española regula en su artículo 24, y por tanto dentro de los derechos fundamentales y libertades públicas del ciudadano, la tutela judicial efectiva.
Basicamente, la tutela judicial efectiva incluye el derecho de acceso a la justicia y obtener de la misma una resolución fundada en derecho, a un proceso con todas las garantías y a que se ejecute el contenido de la sentencia.
Pero ahora mismo, de forma silenciosa, se está trabajando para que uno de los pilares de nuestra democracia, como es el derecho de acceso a los tribunales se vea claramente limitado. El gobierno está elaborando un Proyecto de Ley que impedirá que muchos ciudadanos puedan acceder a la justica. ¿Como se ejecutará esta maniobra?, pues de una forma sutil pero efectiva, extendiendo las costas procesales en primera instancia a la jurisdicción contencioso-administrativa, y en un futuro cercano, no sería descartable que se extendiera también a la jurisdicción social. Al mismo tiempo, y para rematar el circulo vicioso, se elevará la cuantía para poder recurrir en segunda instancia, con lo cual buena parte de las sentencias que ahora mismo son apelables dejarán de serlo, adquiriendo firmeza la resolución que dicte el Juzgado de lo Contencioso-administrativo.
De llevarse a cabo este Proyecto de Ley, los ciudadanos con menos recursos tendrán dificil hacer frente a los gastos del proceso en caso de salir derrotados, al tener que pagar no solo los honorarios de su abogado, sino las costas del proceso. Avanzamos hacia una justicia para los pudientes o los locos sin miedo a nada, pero no para el común de los mortales, y todo ello, para ahorrarse la creación de nuevos Juzgados y plazas de Magistrado que son realmente necesarias, muy necesarias. ¿Es tan grave la situación económica, que para ahorrarse el coste de crear nuevos Juzgados se tienen que limitar derechos fundamentales?
Para que un país sea realmente libre, necesita una justicia ágil, moderna y eficaz, pero sobre todo, necesita que los ciudadanos puedan acceder a ella. La mejor política social y económica será la que garantice una justicia independiente y accesible, donde el ciudadano pueda hacer valer sus derechos y obtener una resolución fundada en derecho en un tiempo razonable, todo lo demás, serán simples cantos de sirena.